Sobre mi

Luis Alberto Monsalvo Gnecco

Es un líder político de las nuevas generaciones de cesarenses que ha dedicado buena parte de su vida a promover desarrollo económico y social en su territorio a través de una brillante gestión, inicialmente desde el legislativo, como Representante a la Cámara, y luego desde el ejecutivo como Gobernador del Departamento del Cesar..

Nació en Valledupar, el 27 de septiembre de 1976, en el seno de la familia integrada por el empresario Luis Alberto Monsalvo Ramírez y la dirigente política y líder social Cielo Gnecco de Monsalvo.

De recios valores personales y sólida formación académica, se destaca por su sensibilidad social y por la gran capacidad de liderazgo que lo convierten en un guía innovador y emprendedor contribuyendo, eficazmente, al proceso de recuperación del departamento del Cesar y en la búsqueda de mejor nivel de vida para su gente.

El éxito empresarial de su padre - quien es unos de los hombres de más reconocimiento en la región por su tenacidad, que le ha valido para mantener un exitoso núcleo empresarial agropecuario - le ha servido para liderar y acompañar procesos empresariales de reconocido éxito, especialmente en el sector de la ganadería.

Aficionado al deporte, le ha dedicado esfuerzos y tiempo por considerarlo fundamental en la formación de una sociedad sana, e importante para la juventud. Su afición por el tenis le permitió destacarse regional y nacionalmente, cuando tuvo la oportunidad de representar al Cesar en los Juegos Nacionales, desarrollados en las ciudades Pereira y Bogotá. Hoy, aun con sus ocupaciones tanto en la empresa privada como en lo público, dedica tiempo a este deporte.

Formación Académica

Estudió primara en el Colegio Gimnasio del Norte de Valledupar, y en 1993 egresó como bachiller del Colegio Hispanoamericano en esta misma ciudad.

Inmediatamente inició su formación en inglés, como segunda lengua, en Vancouver, Canadá. Su inclinación hacia el desarrollo económico de la región y el país lo llevaron, luego, a interesarse por las ciencias económicas. En la Universidad Santo Tomás se formó como Economista con énfasis en Administración de Empresas, profesión en la que se ha desempeñado con éxito.

Luego continuó su preparación realizando una especialización en Evaluación Social de Proyectos en la Universidad de Los Andes.

Trayectoria Política

Luis Alberto Monsalvo tiene una marcada disposición para el servicio público lo cual le llevó a interesarse por la actividad política. En 2002 aceptó el llamado de un grupo de líderes de la región que lo postularon para que aspirara a la Cámara de Representantes. Una vez elegido por el pueblo, ejerció como Representante durante el período 2002–2006; integró la Comisión Legal de Asuntos Electorales, la cual presidió en el segundo año de su presencia en el Congreso. Su labor parlamentaria se destacó por logros alcanzados, especialmente, en el tema de educación.

Desde la Cámara promovió varias iniciativas, entre ellas el debate sobre el manejo de los recursos de la Ley 21 de 1982, y logró la financiación de infraestructura, dotación y reconstrucción de 40 aulas en distintas instituciones educativas en el Cesar. Gestionó el proyecto asociativo de Las Minas de Iracal, a través del cual 107 familias desplazadas de Valledupar obtuvieron créditos para la compra de vientres de ganado y la siembra de maíz y yuca, apoyado y financiado por la Red de Solidaridad, INCODER y FINAGRO, con recursos que superaron los 1.829 millones de pesos.

Logros De Gobierno

Luis Alberto Monsalvo fue elegido como Gobernador del Departamento del Cesar para el periodo 2012-2015, cargo que ejerció alcanzando un balance que recogió en un documento llamado “500 Logros”, el cual se ha convertido en fuente de información y consulta, y también en el testimonio de una labor eficaz y de gran impacto

Realizó inversiones en materia de infraestructura, con la construcción de hospitales, colegios, soluciones de vivienda, vías secundarias y terciarias, pavimentos urbanos, acueductos regionales, escenarios deportivos de talla internacional, como el Estadio de Futbol de la capital Valledupar, así como un complejo de tenis en esta misma ciudad, así como centros deportivos y recreativos en distintos municipios, dotando a estos de espacios urbanos eficientes, garantizándole a la población una vida digna.

En materia de educación, Monsalvo Gnecco, dotó las instituciones educativas con más de 9.000 computadores, entregó bicicletas para que los estudiantes de zonas rurales se desplacen hacia sus colegios, alimentación escolar desde el primer día cada año para más de 150.000 estudiantes del sector oficial; las escuelas normales superiores, donde se forman futuros docentes, fueron dotadas con laboratorios tecnológicos.

Es el artífice de la construcción de la sede Caribe de la Universidad Nacional que se convertirá en una trascendental opción de educación superior de calidad para los habitantes del llamado país Vallenato, territorio que conforman los departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena.

Fortaleció el Fondo FEDESCESAR, que financia matrículas universitarias a estudiantes de escasos recursos económicos, dedicando en los cuatro años casi $28.000 millones a este programa y, para elevar la calidad académica de la Universidad Popular del Cesar con 10 becas para maestrías y 20 de doctorados en la Universidad de los Andes, para profesionales que luego deben volver a prestar sus servicios en este centro universitario.

En el sector de la salud, su gobierno fortaleció la red hospitalaria en materia de infraestructura y transporte asistencial, especialmente, construyendo el Hospital Regional de Aguachica para atender un área de influencia de por lo menos 500.000 habitantes del sur del Cesar, Bolívar, Santander y Norte de Santander, con 34 unidades de cuidados intensivos. Al mismo tiempo hizo importantes inversiones en los hospitales de los municipios de Chimichagua, El Copey, Tamalameque y centro materno infantil de La Loma, en El Paso.

Puso en marcha el Plan Vial Caminos a Salvo que revolucionó la movilidad en el Cesar, con la pavimentación de 350 kilómetros de vías secundarias y terciarias que conectan a 35 centros poblados de los 25 municipios del Cesar. El Banco de Maquinarias creado con 52 máquinas amarillas, hizo posible la rehabilitación de 1.230 kilómetros de caminos veredales y cerca de 60 kilómetros de pavimentos urbanos pavimentados.

Monsalvo entregó más de 18 mil soluciones de vivienda materializadas a través de programas como el de Vivienda Para Ahorradores VIPA, vivienda rural, Vivienda de Interés Prioritario, mejoramiento de vivienda para poblaciones como las de madres comunitarias, legalización y titulación de predios.

De la mano de Luis Alberto Monsalvo, el Cesar de empezó seriamente a dar el salto a la agroindustria, desarrollando acciones y programas tendientes a lograr mayor competitividad y productividad del sector agropecuario, con la construcción del nuevo Centro de Desarrollo Tecnológico de la Ganadería, que está convirtiendo al Cesar en referente del desarrollo agropecuario, al revolucionar el sector con programas de mejoramiento genético que aplican tecnología de punta en los laboratorios de fecundación in vitro, donde se han producido embriones para 500 preñeces, y el laboratorio de clonación animal. Además, dejó en construcción otro Centro de Desarrollo Tecnológico, dedicado a la pesca, para la investigación y el desarrollo de esta actividad que ocupa a por lo menos 9.000 familias cesarenses.

En materia de agua y saneamiento, impulsó nueve proyectos de alcantarillados, 10 Sistemas de Tratamiento de Aguas Residuales, 12 proyectos de acueductos, tres proyectos de consultorías, benefician a 230.000 habitantes del Cesar

Programas muy sensibles para Monsalvo Gnecco durante su gobierno, fueron los que contribuyen a mejorar la calidad de vida de grupos socialmente vulnerables, como Años Dorados, que rescató la dignidad y el respeto por la población adulta mayor creando espacios para la atención integral de 9.218 abuelos. Asimismo, adelantó el programa de erradicación del trabajo infantil retirando de las calles a más de 2.000 niños y niñas que se dedicaron a estudiar, como debe ser. En el mismo orden, su gobierno fue ejemplo nacional de inclusión social en el departamento con el apoyo a la población con discapacidad cognitiva y síndrome de Down.

Monsalvo puso sus ojos en erradicar la desnutrición de los niños del Cesar, fortaleció los centros de desarrollo nutricional que funcionan en el Departamento y creó dos más, en donde un grupo de profesionales capacitados, ayudan a los infantes a subsanar problemas de salud y nutrición, brindándoles una alimentación especial y cuidado permanente para lograr el proceso de crecimiento y desarrollo ideal en niños de 0 a 5 años.

En resumen, Luis Alberto Monsalvo dejó como marca principal de gobierno su sensibilidad social y su empatía con las clases realmente necesidades del respaldo del Estado, lo que le permitió interpretar a las comunidades y responderle con soluciones eficientes, que efectivamente llegaron a resolver Necesidades Básicas Insatisfechas y a mejorar ostensiblemente la calidad de vida. Todo eso le llevó a tener como respuesta la aceptación de la ciudadanía que, a lo largo de casi todo su gobierno, le reconoció entre los gobernadores con mejor desempeño, convirtiéndose así en el Gobernador con mejores resultados en la historia reciente del Cesar.